RE-PENSAR. ADAPTACIÓN DE UN BARRIO PARA PERSONAS MAYORES. SAN ANDRÉS DEL RABANEDO. LEÓN.

  • DELIMITACION
  • ESTADO ACTUAL
  • ESTADO ACTUAL FOTO 1
  • ESTADO ACTUAL FOTO 3
  • TERMOGRAFIAS
  • ANALISIS ENVEJECIMIENTO
  • SOLEAMIENTO
  • IMAGEN PROPUESTA
  • ORDENACION
  • TRAFICO ESTADO ACTUAL
  • VIARIO
  • CASONA
  • EDIFICIO DIAGNÓSTICO
  • EDIFICIO PROPUESTA
  • GLOBAL DIAGNÓSTICO
  • GLOBAL PROPUESTA
  • san andres 01
  • san andres 02
  • PROPUESTA IMÁGENES

Fecha: AI (2018)


Lugar: Barrio de La Pinilla / La Casona. San Andrés del Rabanedo - León -


Colaboradores:

Barbará Arranz Gonzalez, Jesús J. Ruiz Alonso, Dorota Torkaska, Sergio Alonso, Eduardo Rodriguez



La propuesta, pretende transformar una barrida – con un grado de sobreenvejecimiento del 30%, y con una tasa muy elevada de ciudadanos en riesgo de exclusión – en un modelo de vivienda con distintos grados de asistencia, que permitan optimizar los recursos en materia de rehabilitación y regeneración urbana tanto a nivel de edificación como de espacio público, con los beneficios que supone tanto de la expectativa de mejorar la calidad de vida del envejecimiento, el impacto psicológico al no ser desubicados los mayores de su hogar de siempre, y el ahorro considerable que para la sociedad supone el no ejecutar nuevas dotaciones de este tipo si no aprovechar las existentes.

 

Específicamente, los objetivos particulares a nivel general serían:

 

Paliar el grave problema de la asistencia al envejecimiento, facilitando un programa asistido a domicilio en el que la rehabilitación y regeneración urbana sirvan para dotar a este conjunto de las medidas necesarias para una mejora de la calidad de vida de los mayores.

Evitar la ejecución de infraestructuras de planta nueva para residentes mayores a cargo de fondos públicos; aprovechando y adaptando las viviendas existentes.

Sensibilizarse con los problemas de desarraigo de los mayores al permitir que estos puedan desarrollar una vejez saludable en  su hogar.

Favorecer la implantación de nuevas empresas y puestos de trabajo vinculados al sector de la asistencia.

Adaptar el ámbito las necesidades de movilidad horizontal, con la dotación de nuevas zonas ajardinadas, optimización de las existentes y mejora de las secciones de  los viales, peatonalizando unos o redimensionando otros.

– Dado el grado mayoritario de tenencia en propiedad, se sugiere constituir una empresa pública que facilitase el alquiler de viviendas a mayores una vez estas fuesen desocupadas. La empresa se encargaría de gestionar el alquiler mediante acuerdo previo y voluntario con los propietarios.

– Adaptar la escasa superficie de las viviendas – la media es menor 65 m2 construidos, encontrando pisos de 40 m2 – que impide que aún mejorando las condiciones de la edificación y de los espacios públicos estas sean habitables y atractivas para alojar unidades familiares de más de tres personas, a la movilidad reducida necesarias para el desarrollo de la vida en pareja o individual de mayores.

Suprimir las barreras arquitectónicas horizontal y verticales, demoliendo los núcleos de escaleras actuales en los edificios que fuese preciso. y sustituyéndoles por otros que incorporen ascensor.

Mejora de la envolvente térmica, a fin de facilitar mejoras en el confort y ahorro energético. Las viviendas deberán de contar con infraestructuras de telecomunicaciones adecuadas que permita la monitorización de los residentes mayores.

-En un ámbito muy específico, como es el de  “La Casona”- construccion de 14 alturas desarrollado al abrigo del desarrollismo de los años 70 del siglo XX que genera un elevado impacto visual – además de mejora de la envolvente térmica, se pretende ampliar la superficie edificable mediante la incorporación de sendas crujías en sus fachadas, de dimensión variable, a fin de incrementar su superficie útil y así fomentar la venta y alquiler de dichas viviendas, así como asegurar la integración de población con otro rango de edad diferente al de los mayores. Se puede dar la paradoja que una vez rehabilitado este conjunto de viviendas la escasa superficie impidiese que estas pudiesen ser un producto atractivo para el mercado, lo que supondría su abandono y la perdida de la inversión. El aumento de las crujías en fachada supondrá no sólo la optimización energética por la mejora de la envolvente térmica sino también de la habitabilidad.

La dotación de más espacios peatonales, con la reducción de los viales al tráfico existentes – sobredimensionados – transformándoles en viales de coexistencia restringidos a vehículos de emergencia.

Potenciar los espacios ajardinados y las áreas permeables. Reducir la superficie de las pavimentaciones duras e incrementar las zonas de sombra natural.

Mejorar la iluminación de los espacios públicos, optimizando el consumo energético y facilitando el acceso a las redes de telecomunicaciones y datos.

 

Entendemos que se trata de una oportunidad especial de RE-pensar un barrio, que ofrece mejorar la vulnerabilidad socioeconómica de una parte de la población, como son los mayores, a partir de operaciones de rehabilitación y regeneración urbana que tienen su reversión no sólo en sus habitantes sino en la sociedad en general.

 

Estos objetivos se desarrollarán en las preceptivas ordenanzas que se acompañan a este documento cuyo fin es la mejorar el disfrute del envejecimiento activo y la buena calidad de vida.